Roque Chabás, publicista de nuestra ciudad

Per Javier Calvo Puig

La ciclópea figura de D. Roque Chabás Llorens (1844-1912) abarcó numerosos aspectos: historiador, archivero, arqueólogo, epigrafista, paleógrafo, conferenciante, sacerdote… y publicista de su obra, y por ende de nuestra ciudad.

Las nuevas tecnologías, y la enorme labor difusora de la hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España, (de quien pertenecen la mayoría de las imágenes) nos han permitido encontrar un grabado de una vista de Dénia, desconocido hasta la fecha, y deudor de la Historia de Denia  de Chabás.

 

Estas dos eran las imágenes conocidas de la “Historia de Dénia”, la fotografía de la edición de tapas duras, y la lámina XV, grabado realizado a partir de la anterior por el pintor Llorens, que colaboró en las ilustraciones de la obra.

Don Roque, a lo largo de su vida, se vio obligado a autopublicitar sus obras para poder costearlas. Recordar que cuando publica la revista, El Archivo (1886/93, la suscripción anual costaba 8 ptas.) lo hace principalmente a su costa. De los 194 suscriptores, 78 eran morosos, aportando él, de las 1552 ptas. presupuestadas, 800 ptas. que faltaban. Se ve obligado a ser publicista, editor, corrector, director, redactor, linotipista… incluso es posible que alguna de las polémicas que aparecen en la publicación sean azuzadas por él, en la sombra, a fin de hacer más interesante la revista.

D. Roque Llorens en una foto de la época en que publicó su monumental “Historia de Dénia”. (Fuente: Museu Etnològic de Dénia).

En una carta al Barón de Mayals, Alejandro Harmsen, a finales la década de los ochenta (nuestro canónigo fue cronista oficial de la Provincia de Alicante de 1887 a 1891) escribe amargamente, hablando de “El Archivo”: “el público tiene mas aprecio por las letras de cambio que por las que yo le doy”.

Su primera trabajo histórico (lo sabemos por su amigo Manuel García Rico, ya que no han sobrevivido ejemplares) apareció cuando estudiaba en el seminario de Valencia, el 15 de febrero de 1862, en el rotativo dianense “La Revista de la Marina”, versando sobre la conquista de Dénia  y titulado “El capitán Carroz”. Su siguiente obra, ya presbítero en Dénia, es su “Novena en Honor de Nuestra Señora de los Desamparados”, pues el 24/VIII/1870, había fundado dicha Cofradía en la parroquia de S. Antonio. En 1873 escribe un manuscrito, que no llegará a publicar sobre la “Fiesta en honor a S. Roque”, y un folleto que sí publica “A la sociedad casino dianense”, estudio filológico en el que demuestra que el gentilicio correcto para los nacidos en Dénia es dianense.

Y ya en 1874 publica, con 30 años el primer tomo de “Historia de la ciudad de Dénia” (en 1876 publicará la segunda parte). El éxito académico de la obra es inmediato, pues en ella finaliza con  la historiografía basada en las crédulas fantasías de los cronicones de los S XVI y XVII: Viciana, Beuter, Escolano, Mares, Marco Antonio Palau… e inicia la historiografía moderna basada en documentos originales y el empleo del método crítico, contrastando las fuentes, influencia del positivismo histórico de Ranke, desmintiendo crónicas y leyendas no documentadas.

Tan avanzada se consideró, que la Real Academia de la Historia le confirió el título de Académico Correspondiente, en marzo de 1877, y la Sociedad Arqueológica Valenciana, en febrero de 1875 le nombró Socio Correspondiente, y lo mismo hizo Lo Rat Penat, en septiembre de 1878. Más aún, Constantí Llompart, en 1879 en su obra “Los fills de la morta viva”, hace la primera reseña biográfica de nuestro sacerdote historiador, que contaba con 35 años, reproduciendo elogios de una revista francesa a la obra de Chabás “Homenaje merecido en razón de su erudición y el método que ha empleado”.

Sin embargo, como señala Manuel Rico García, “En cambio en Denia, su país natal, ni las gracias, que nosotros sepamos, le han sido dadas al señor don Roque Chabas por sus inapreciables servicios, (entre los cuales, lo que menos es su historia), pues ni el título de Cronista de aquella antigua ciudad, a que tan acreedor era, se le concedió; con la más extraña particularidad de que todos los Ayuntamientos hasta el presente, han venido siendo amigos de tan ilustrado escritor y distinguido Presbítero. Y es que el evangélico proverbio siempre ha de cumplirse: Nadie es profeta en su tierra…”

El 16/XII/1878 se produce el hallazgo del mosaico de Severina en un campo propiedad de D. José Antonio Morand, y un año después en un huerto de D. Juan Cardona Vives, en Sta. Paula, del Orante de Dénia.  Chabás los estudiará, pues demuestra la existencia de cristianos en la Dénia romana, y publica en 1879 “El sepulcro de Severina” en el periódico dianense “El Porvenir”.

Los días 5 y 7 de diciembre de 1879 se había exhibido el cuerpo del Venerable en nuestra ciudad, y en  1880 publica su “Historia del Venerable Fray Pedro Esteve, predicador apostólico”, avivando el fervor hacia nuestro Pare Pere y revitalizando las fiestas de la Santísima Sangre (hay noticias de su celebración desde 1691) como las mayores de la ciudad, frente a las patronales de S. Roque.

Pero una cosa es el reconocimiento académico, y la enorme valía de sus aportaciones, y otra la difusión y venta de la obra, que permita sufragar nuevas investigaciones. Y he aquí que una de las más prestigiosas revistas de difusión  nacional, La Ilustración católica, en su número navideño de 25/XII/1882 publica un resumen de la  Hª Denia a cargo del propio Chabás.

Esta revista, editada en Madrid entre 1877 y 1894, de claro carácter católico y tradicional, dirigida en aquellos momentos por el arqueólogo, escritor, historiador y periodista, Manuel Pérez Villamil, quien participará junto a Marcelino Menéndez Pelayo, en la fundación de Unión Católica (1881-1884), partido que acabaría siendo absorbido por el conservador canovista. No sólo cede tres páginas (de la 207 a la 209) a D. Roque Chabás para que haga una recensión de su obra, sino que también en la 211 realiza una bellísima reproducción, a partir de la fotografía (realizada por el propio Chabás) que aparecía en la edición de lujo que hizo de su Historia de Dénia, realizada en grabado por Cuevas, y que hasta ahora no había vuelto a ver la luz.

Reproducción de la Vista de la ciudad de Dénia que aparece en la revista La Ilustración Católica de 25/XII/1882 realizada a partir de la fotografía de 1874 de nuestra ciudad, y que había permanecido en el olvido.

No será la única vez que Chabás aparezca en este semanario, pues vuelve a aparecer una reseña sobre su obra el 25/IV/1883. Ésta muestra claramente la admiración que provocó la Historia de Dénia de Chabás, pues en ella cita textualmente: “Hemos dicho que la obra del Sr. Chabas es un trabajo extraordinario, y en efecto, leyendo los dos volúmenes de la Historia de Dénia se queda uno maravillado del cúmulo de ruinas, libros y papeles que su autor ha debido revolver hasta poder formar una historia tan interesante de una ciudad muerta, maravilla que se aumenta al considerar las dificultades que habrá tenido que vencer para poder imprimir su obra en Denia, e ilustrarla tan copiosamente de toda suerte de grabados litográficos. En el Sr. Chabas deben correr parejas, a juzgar por su obra, la laboriosidad, la erudición y la crítica, con el patriotismo más ardiente y el celo incansable por las glorias de su ciudad natal. […]  La Historia de Denia escrita por el Sr. Chabas, es algo más que una monografía como é1 llama con encantadora modestia; es una obra eruditísima , de interés general, llena de noticias nuevas para la Historia de España, escrita con amenidad e ilustrada convenientemente con dibujos de las preciosas antigüedades que se exhuman de Dénia. […]  El Sr. Chabas ha penetrado por este cúmulo de ruinas con paso firme, luz clara y entusiasmo incansable, y con una erudición copiosísima ha expuesto con riguroso método la historia de la celebérrima ciudad, gastando poco espacio o ninguno en incidentes extraños, y apoyando sus juicios en documentos fehacientes. Cuanto se diga en elogio de esta obra será poco. […]

 

Este article ha aparegut al llibre de festes de la Santissíma Sang de 2017.